dijous, 15 de febrer de 2018

¿Es necesario cortar el frenillo lingual en el lactante?



¿El dolor de la madre al amamantar justifica causar una herida en el bebé?

Últimamente me llegan casos de frenillos cortos y cort-ados (obsérvese la coincidencia de las palabras), que hacen pensar en una “epidemia”, una moda más, como muchas de las que hemos podido ver en el ámbito médico los que ya llevamos muchos años de recorrido.
Madre con dolor en los pezones al amamantar, generalmente en las primeras fases del puerperio, que después de corregir postura y no mejorar se diagnostica de bebé con un frenillo corto, causante (presuntamente) de dicho dolor. Indicación: cortar el frenillo lingual del bebé y durante unos días, seguir con la tortura de evitar que se cierre, masajeando la zona y causando que el bebé reviva cada día el dolor en la herida.