dilluns, 14 de maig de 2018

Dolor en los pezones en la madre lactante II. Un tratamiento sutil: El Mantra de la Bona Llet


 Imagen relacionada


Todos tenemos endorfinas (analgésicos o calmantes internos) y hemos de poder activarlos, aunque no nos han enseñado a hacerlo o no creemos en esta capacidad que poseemos. De hecho, el tan conocido -y denostado por la ciencia farmacofílica- efecto placebo, no es más que la activación de estos analgésicos internos.

El efecto placebo es producido por un estímulo externo en el que depositamos nuestra confianza plena y que suele tratarse de alguna píldora inerte, sin principio activo.

Pero tenemos otras maneras de activar nuestras endorfinas:

Si aceptamos el dolor como algo que nos está dando información interna, el umbral del dolor sube significativamente (o sea, necesitamos más intensidad de dolor para sentirlo).

dilluns, 7 de maig de 2018

¿Son las fumigaciones (Geoingenieria) las responsables de Tos y Alergias?



Se están viendo estos días muchos casos con una tos, tipo tos de perro (como la tosferina).

Para mi es un factor ambiental: las fumigaciones, que están debilitando los pulmones de muchas personas.

Ya han descrito un síndrome de pulmón afectado por estos aerosoles que fumigan los cielos.

No tiene sentido que haya tantísimas alergias como quieren hacernos creer, no puede ser que el ser humano sea alérgico a lo natural.


Pero claro, si los árboles reciben este polvo toxico y luego el polen llega a nosotros, es posible que esta sea la causa. No el polen sino el material que lo impregna.

dilluns, 30 d’abril de 2018

Dolor en los pezones de la madre lactante I







Este articulo es la primera parte, continuará con la segunda donde se ofrecerán soluciones y recursos para abordar este síntoma.

Escribí un artículo sobre el hecho de cortar el frenillo lingual del bebé por dolor en los pezones de la madre y esto provocó algunas reacciones que me llevan a esta reflexión sobre el dolor.

Es bien sabido que el dolor es un síntoma subjetivo con gran variabilidad de percepción según el sujeto que lo siente. 

Hay muchos factores que influyen en la vivencia del dolor. Pero uno de ellos parece ser el más preeminente: el estado de tensión psicológica o emocional que desemboca en tensión muscular y toda la cadena de reacciones químicas y hormonales que conlleva.
A más relajación menor percepción de un foco doloroso y viceversa.

Nos dice Cousins en su conocido libro Anatomia de una enfermedad, fruto de su experiencia en primera persona:
"Pocos saben que aproximadamente un 90 % de los dolores desaparecen por si solos, que no siempre indican mala salud y que son

dilluns, 23 d’abril de 2018

El destete en el programa biológico


Si la biología del ser humano en el embarazo tiene un programa preciso (con su respectivo intervalo de normalidad), donde el cuerpo del bebé va formándose a un ritmo y en unos tiempos que siempre son similares en todos los individuos... Si el bebé nace cuando ya está preparado y siempre sucede entre unas fechas concretas... Si hay unas adquisiciones de capacidades psico madurativas del bebé, como son: darse la vuelta, mantenerse sentado, gatear, andar, la utilización del lenguaje, la dentición o la necesidad e interés por comer alimentos no lácteos, que suelen variar poco de unos a otros individuos... ¿Por qué no habría de haber también un programa biológico marcado para el destete?
Un niño puede empezar a caminar de los 10 a los 16 meses, por poner un ejemplo aproximativo, pero todo lo que salga de dicho intervalo, nos señala alguna anomalía que hay que tener en cuenta y que generalmente tiene alguna causa patológica.
Siempre considerando los tempos madurativos y los ritmos individuales de cada niño y su correspondiente intervalo o desviación estadística, está claro que la naturaleza y la biología marcan los momentos de dichos saltos o adquisiciones evolutivas, que son necesarias para el aprendizaje y el sentimiento de autoestima del niño.


diumenge, 15 d’abril de 2018

Confutando facilmente la teoria de la Inmunidad de Grupo o Rebaño


 (beeeeee...)
 

En 2017 en Catalunya hay 7.477.131 personas, de las cuales 1.906.084 son menores de 25 años, representa, por tanto el 25,49%.

Siendo generosa con la “presunta” inmunidad generada por las vacunas, que es pasajera, les concedo que hasta los 25 años dure esta inmunidad.

Por tanto, esta sería la población con “presunta” cobertura vacunal, un 25% de la población.